MARKETING





EL RETO DE LAS EMPRESAS

Cualquier profesional del Marketing tiene siempre, un objetivo principal: 

Notoriedad y Posicionamiento.

Da igual que sea el director de marketing de una multinacional presente en todo el mundo y con sede en la Gran Manzana, en la City de Londres, o que sea el encargado de una pequeña tienda en el centro de Lugo o Pontevedra. Da igual porque para cualquier empresa la clave para conseguir sus objetivos, y consecuentemente tener éxito, siempre pasará por alcanzar una notoriedad determinada y tener un posicionamiento correcto. 


El posicionamiento es la imagen de marca, es la forma en la que el mercado percibe nuestra marca o producto, es un conjunto de valores que se transmiten a través de sus diferentes atributos: a través del precio (caro, barato o low cost), de la distribución (exclusivo, masivo…) y por supuesto a través de la comunicación que hace la empresa.





La notoriedad nos ayuda a alcanzar a nuestros competidores,

El posicionamiento nos diferencia de ellos.

  
Cuantas más personas reconozcan la marca, más notoriedad. Y a más notoriedad más ventas… Aunque en ocasiones la marca es reconocida (notoriedad) pero no es apreciada en la forma que nos interesa (posicionamiento).

Hay muchos casos en los que las empresas consiguen llegar de forma adecuada a su público objetivo, pero los valores que transmite no son los adecuados (o no son valorados adecuadamente por el público objetivo). Por lo tanto, notoriedad y posicionamiento han de ir siempre de la mano. 

Para conseguirlo la clave está en tratar las políticas de marketing de una forma adecuada.







No hay comentarios :

Publicar un comentario